De acuerdo al reporte de estudio del Foro Internacional de Transporte, “The Container Port of Buenos Aires in the Mega-Ship Era”, escrito por Olaf Merk, el puerto de Buenos Aires ha sido testigo de un declive en el crecimiento de volúmenes de contenedores durante la última década, bajando 12% de 1,6 millones en 2006 a 1,4 millones en 2015. Este volumen convierte al puerto de Buenos Aires en el octavo puerto de contenedores más grande en Latinoamérica, y el único gran puerto de contenedores dentro de la región con tasas de crecimiento a la baja.

MundoMaritimo tuvo acceso exclusivo al reporte, el cual destaca que la competencia interna dentro de los puertos argentinos también ha afectado al puerto de Buenos Aires. Desde las reformas portuarias de la década de 1990, el puerto de Buenos Aires está dividido en dos partes: Puerto Nuevo y Muelle Sur, las cuales tienen ubicaciones distintas y diferentes estructuras institucionales. Entre las dos, hay cuatro grandes terminales de contenedores compitiendo por la misma carga, cada uno de ellos controlado por uno de los cuatro operadores más grandes del mercado, a veces en conjunto con actores locales. Los operadores Hutchison, DP World y APMT operan en Puerto Nuevo, mientras que PSA opera en Muelle Sur (Exolgan).

El puerto de Buenos Aires manejó 1,4 millones de TEU en 2015, lo cual representa el 85% del tráfico marítimo de contenedores del país. Esta participación de mercado de Buenos Aires ha ido en declive del 95% registrado en 2006. El volumen de contenedores total en Argentina ha fluctuado durante los últimos 10 años, pero su nivel en 2015 estuvo levemente por debajo del registro de 2006, que fue 1,7 millones de TEU.

El segundo puerto más grande de Argentina es el puerto fluvial de Zárate, al norte de Buenos Aires y manejó 0,1 millón de TEU en 2015. Un nuevo puerto de contenedores en el país, La Plata, inició operaciones en 2015, pero por el momento no ha logrado atraer un volumen significativo de tráfico de contenedores. Es gestionado por ICTSI, el operador global de terminales con sede en Filipinas.

Favoritos

Las compañías privadas operan los puertos de contenedores, representando un tercio de las recaladas en el puerto de Buenos Aires, el cual es apenas 10% para el puerto promedio en Argentina.

Las navieras más grandes que recalan en el puerto de Buenos Aires tienen a sus terminales preferidos. No es sorpresa que esté relacionado con los lazos verticales de las navieras y sus subsidiarias de terminales. Por lo tanto, Maersk usa el terminal 4, operado por APM Terminals. MSC utiliza Exolgan, cuyo operador es TIL y del cual es dueño del 50% y Hamburg Süd, la segunda naviera más grande en la costa este de Sudamérica, usa principalmente APM Terminals. La fusión de Hamburg Süd y Maersk en 2018 ha resultado en un cambio de recalada a aquel terminal. Situación que se espera varíe a contar del nuevo llamado a licitación por parte del Gobierno de Argentina de Puerto Nuevo en 2020, que pasará a ser responsabilidad de un solo operador.

 

Fuente: https://www.mundomaritimo.cl

Noticias Relacionadas