Se proyecta que cifra aumente con la construcción del Terminal de Cruceros en Amador


La temporada alta en Puerto Colón 2000 se incrementará en octubre con el arribo de doce cruceros, entre los cuales destaca el “Silver Cloud” de la línea de cruceros Silversea Cruises; “Zuiderdam” de Holand America; e “Island Princess” y “Caribbean Princess” de Princess Cruises.

De acuerdo con la Autoridad de Turismo de Panamá, durante esta temporada, que contempla de octubre de 2018 a mayo de 2019, se espera la recalada al terminal de unos 153 cruceros de las líneas Holand America, Princess Cruise, Norwegian, Royal Caribbean, Celebrity Cruises, entre otras, que vendrán de Estados Unidos.

A su vez desde Europa arribarán las líneas Aida Mar, de la naviera alemana Aida Cruises, y TUI, uno de los mayores operadores de turismo del mundo, que hizo su debut el 21 de noviembre de 2016 en el mercado panameño, con el crucero “Mein Schiff 4”, que transportaba más de 3.000 pasajeros.

En la temporada anterior TUI realizó 10 viajes, desde esa fecha a abril de 2017, con 3.500 pasajeros a bordo en cada salida, y para la temporada 2018-2019 tiene programado repetir la misma cantidad de viajes, como parte de su servicio por el Caribe.

En tanto, los cruceros de la naviera Aida Cruises llevan más de 10 años de atracando en Puerto Colón 2000 y para esta temporada tiene contemplado realizar cinco viajes.

Servicios permanentes

En tanto que Pullmantur desembarca en Puerto Colón 2000 todos los viernes con pasajeros en su mayoría mexicanos, costarricenses y brasileños, que optan por conocer el Canal, Zona Libre e ir de compras. Al año, 52 buques de esta línea atracan con aproximadamente 160.000 pasajeros.

La naviera ya hizo reserva en puerto hasta 2021, informó el gerente de Puerto Colón 2000, Fernando Alonso, y sostuvo que durante la temporada de cruceros se espera la llegada de más de 300.000 cruceristas.

Al respecto, la directora de Inversiones Turísticas de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Gina Valderrama, señaló que Pullmantur tiene su Home Port en Puerto Colón 2000, con viajes semanales que representan una diferencia de 11.000 cruceristas más en comparación al año pasado.

Se está expandiendo el mercado de cruceros ya no solo de Estados Unidos–dijo– sino también de Europa, viajeros que están interesados en conocer Panamá. «Esta temporada se espera que 234 cruceros Neopanamax necesitarán transitar por el Canal”, indicó.

Impacto económico

Por su parte, el gerente general de la Zona Libre de Colón, Manuel Grimaldo, se mostró optimista de que los cruceristas puedan ingresar a la zona franca a realizar compras “tenemos grandes expectativas para esta temporada, y abrimos las puertas al turismo de compras con el tránsito por la vía interoceánica de visitantes de diferentes partes del mundo, que ayudará a seguir reactivando la economía en el área», sostuvo.

Indicó que las estadísticas de la zona franca dan cuenta del ingreso de 8.352 turistas de enero a junio del 2018, en comparación con las 6.718 visitas en igual periodo de 2017.

Mientras que Gina Valderrama aseguró que el impacto económico aumenta en cada temporada. En la temporada 2016-2017 desembarcaron 306.720 cruceristas, con gastos de US$38.294.255; en 2017-2018 lo hicieron 361.774, con gastos de US$ 45.193.220.

Las proyecciones son buenas, porque son más las líneas de cruceros que han incluido a Panamá en sus itinerarios y esto irá en incremento con la Terminal de Cruceros de Panamá, que se construye en Amador con una inversión de US$164.975.250, con dos muelles en los que podrán atracar simultáneamente dos cruceros con capacidad de hasta 5.000 pasajeros cada uno.

Agregó que en noviembre atracarán 16 cruceros y los turistas tendrán la oportunidad de apreciar el histórico edificio de la Gobernación, que forma parte del Proyecto de Renovación Colón, que para esa fecha estará completamente restaurado.

Por su parte la titular regional de la ATP en Colón, Janelle K. Lazarus indicó que el turista europeo se inclina más por conocer la cultura de los pueblos indígenas, Canal, ecología y lugares históricos, mientras que el latinoamericano prefiere ir de compras.

De acuerdo con la funcionaria, un crucerista, que permanece de 10 a 12 horas en el país, gasta aproximadamente US$129,98, en transporte, alimentación, visita a sitios históricos y compras. “Transporte, guías de turismo, tour operadores, buhoneros, artesanos, vendedores ambulantes, supermercados y hasta tiendas se benefician del movimiento económico, durante las temporadas de cruceros”, detalló.

 

Fuente: https://www.mundomaritimo.cl