ENTREVISTA EXCLUSIVA A RAÚL DURDOS – SECRETARIO GENERAL DEL S.O.M.U.


-Estamos inmersos en una realidad de mucho conflicto con las empresas navieras ¿cómo está la situación con respecto a la coyuntura actual?

-Es sumamente complicado para todos los sectores laborales porque el problema más grande que tenemos los marítimos hoy, es la escasa ocupación, hay muy poca demanda de mano de obra. En tanto y en cuanto no crezca la ocupación en el cabotaje nacional y no tengamos un acuerdo bilateral con Brasil donde nosotros mismos podamos transportar nuestros productos y podamos desarrollar la Hidrovía, no veo solución posible.

-Y como se revierte esto?

Para que esta situación se revierta, tiene que haber un cambio importante en las políticas del gobierno nacional y desde el sector empresarial. Lógicamente que nosotros tenemos que hacer nuestro aporte y buscar nuevas políticas alternativas para trabajos que hoy no existen. Lo que no estamos dispuestos es entregar lo que tenemos ganado después de tanta lucha.

-Cómo se negocia con los empresarios cuando estos exigen poner sobre la mesa los convenios colectivos de trabajo antes de tratar cualquier otro tema?

-Nosotros hemos sido claros desde el primer día que asumimos la conducción, los convenios no se negocian. No vendemos los convenios a cambio de plata, ni los vamos a vender. El dinero del trabajador es del trabajador; lo que podemos conversar es lo referido a los nuevos trabajos que están por venir, con los trabajos que están instalados y conformados bajo convenio no negociamos ningún punto.

-Cómo es la relación con los demás gremios, es posible tomar medidas conjuntas para que los reclamos tengan más fuerza?

-Tenemos buena relación y nos sentamos a conversar con todos, intercambiamos ideas, proyectos, saben bien nuestra postura, nos respetamos mutuamente y estamos trabajando en conjunto aportando cado uno desde un lugar de respeto y construcción.

-Más allá de la coyuntura, ¿cuáles serían los nuevos desafíos por venir?

-Bueno, el sector que más complicado estaba, era el de la pesca, donde los empresarios, junto a la intervención y algunos personajes del gobierno habían vulnerado los convenios colectivos precarizando a los trabajadores. Hoy estamos tratando de recomponer todo y devolverles a nuestros trabajadores el terreno perdido en materia salarial y condiciones de trabajo. En este sentido vamos también por el recurso, porque queremos pescado para siempre y no como muchos empresarios quieren y salen a pescar en forma desmedida y sin ninguna planificación.

Cómo está el tema de la seguridad del hombre de mar en el sector pesquero?

-En relación a este tema, es sabido que Argentina es el país con más gente desaparecida en los últimos 18 años y con más barcos perdidos también. Por lo tanto, nuestra tarea se centra en tres pilares fundamentales: la seguridad en el mar, el cuidado del recurso y la recomposición salarial.

-Convengamos entonces que sin lugar a dudas es el sector más postergado.

-Desde ya que es el sector más postergado. Hoy hacemos un esfuerzo tremendo desde la dirigencia del SOMU por mejorar la calidad de vida del hombre de mar y también mejorar las condiciones de vida a bordo del barco. Que la gente viva de una manera más humanitaria. El trabajo en la pesca es muy duro y además el más peligroso del mundo.

-En cuanto a los poco más de dos años de la intervención se ha perdido mucho en cuanto a derechos y condiciones laborales?

-Si por supuesto se ha retrocedido mucho, pero estamos trabajando mucho recomponiendo los convenios colectivos de trabajo. Por ejemplo, en Puerto Rawson donde hemos logrado para la flota dedicada al langostino una recomposición que supera el 80% por ciento de aumento.

-En lo referido a capacitación como está el SOMU hoy?

-El SOMU siempre apuesta a la capacitación, porque los tiempos modernos exigen que la gente nuestra esté titulada para ser marineros profesionales en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, estamos haciendo un gran esfuerzo desde nuestra Escuela Omar Rupp, trabajando a full y hemos llevado profesores al interior del país; Corrientes, Mar del Plata, Bahía Blanca, Puerto Madryn, con toda la logística para facilitar la capacitación de nuestros afiliados.

-Por último, ¿cómo está el tema de la obra social?

-La Obra Social, todavía no se nos entregó. Realmente no hay motivos para que no se nos entregue. No sabemos si es un capricho del gobierno o del juez. Tenía que ser en el transcurso de este año. Con decirte, que todavía ni siquiera tenemos la certificación definitiva como autoridades del SOMU. Es como si nos tuvieran presos de un capricho del gobierno o de la justicia, pero no se nos entrega lo que es nuestro. Esperemos que suceda pronto.


 

Alberto Alonso

www.marinosmercantes.com